Formación

octubre 14, 2012
22

Pensar como Don Bosco – Ferrero

 Pensar como Don Bosco. Ponencia del P. Bruno Ferrero sdb en las XXX Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana, que constituyeron el inicio del camino […]
febrero 19, 2013

La belleza de Don Bosco

LAS CARACTERÍSTICAS DE DON BOSCO EDUCADOR Conferencia de Bruno Ferrero sdb en las Jornadas de Espiritualidad de la Familia Salesiana (enero 2013) En la fachada de […]
mayo 20, 2013
tapa2

Cartas de Don Bosco

En la correspondencia escolar, sobre todo en las cartas enviadas a los jóvenes del Oratorio de Valdocco y de otras casas, a los salesianos y a […]
mayo 4, 2014

Decálogo del acompañante salesiano

Donec tempus, urna risus nec mauris. Lorem ipsum primis in nulla ac arcu vitae augue. Vivamus nec elit a dui. Morbi id leo nec dui. Maecenas.
marzo 13, 2015

Don Bosco y las vocaciones

  DON BOSCO Y LAS VOCACIONES   La posibilidad de un proyecto.   La apatía ante el sentido se transmuta con frecuencia en indiferencia hacia el futuro. […]
noviembre 23, 2016

Don Bosco, Evangelizador y Educador sensible a la Misericordia de Dios

sdb miserDon Bosco era, por encima de todo, un prebístero lleno de Dios en su corazón. Y con un corazón de educador que buscaba siempre suscitar en sus muchachos el sentido religioso y la confianza en Dios. Naturalmente no podemos imaginarnos a un Don Bosco fuera de su tiempo, ni de la mirada religiosa y teológica de aquella época, pero es bien cierto que la concepción y representación de Dios a la que llega Don Bosco en su madurez como sacerdote y educador es fruto de un largo camino recorrido.

Sabemos por la historia salesiana  que en su infancia predomina la imagen de un Dios severo. Mamá Margarita, auténtica catequista de Juanito Bosco, le inculcaba el sentido de la presencia universal de Dios y de su justicia rigurosa: “Dios te ve era la palabra con la que les recordaba que siempre se encontraban bajo la mirada del Dios grande que un día los habría de juzgar”.  Al mismo tiempo les transmitía el sentimiento de agradecimiento al Dios creador, omnipotente, que daba los bienes de las cosechas pero también las tempestades y la pérdida de las mismas. Cuando se perdía una cosecha a causa del granizo o de otras circunstancias naturales, Mamá Margarita decía a los suyos en casa: “El Señor nos lo había dado, el Señor nos lo ha quitado. Él es el dueño. Todo será para mayor bien; pero sabed que para los malos son castigos y que con Dios no se juega” .

octubre 21, 2017

Memorias del Oratorio de Don Bosco

 Memorias del Oratorio de Don Bosco Attachments Memorias del Oratorio por Don Bosco (2 MB)
marzo 9, 2018

Animación y espiritualidad del patio

abril 2, 2018

Dios es joven

mayo 17, 2018

Vida salesiana, un estilo de vida inspirado en María

julio 5, 2018

Diseño de un encuentro experiencial en clave de “resignificación de experiencias”

La secuencia metodológica del Método de Formación Experiencial (Tomado de Díaz, Ana María, Proceso formativos en la Pastoral Juvenil en clave vocacional). Vale la pena detenerse […]
julio 9, 2018

La acción concreta de animar la búsqueda de sentidos

julio 22, 2018

La comunidad salesiana: «vengan y vean»